sábado, 7 de agosto de 2010

El D.C. United estrenó técnico pero fue derrotado por New England Revolution

El debut de Ben Olsen como técnico del D.C. United fue muy parecido a casi todos los partidos de su antecesor, el recientemente despedido Curt Onalfo: mucha garra y ganas, pero poco fútbol, sobre todo en la parte ofensiva. Visita la Tienda de Fútbol de Univision.com

Por ende, el resultado en el Estadio Gillette frente al Revolution – un triunfo por la cuenta mínima de los dueños de casa – fue el esperado para un equipo que continúa en el fondo de la Conferencia Este y de la MLS en general, con apenas 12 puntos.

Mientras, los de Nueva Inglaterra, que también están lejos de los puestos de clasificación para la Liguilla, lograron un valioso triunfo que les permitió alvanzar las 18 unidades y escalar posiciones en la tabla.

Más que un nuevo entrenador, parece que al United le hace falta un hombre fuerte en el mediocampo como Shalrie Joseph, la figura del encuentro que manejó los tiempos del ataque local, al mismo tiempo que impuso orden y organización frente a las arremetidas visitantes.

De la mano del joven volante Andy Najar, el elenco capitalino tomó la iniciativa inicial y dio varios avisos sobre la portería de Matt Reis. Sin embargo, ni el argentino Pablo Hernández ni su compañero en la delantera, Chris Pontius, pudieron convertir estas oportunidades en goles.

Con el avance de los minutos, el Revolution tomó el control del partido y del balón, siempre bajo la conducción de Joseph.

Eso sí, el tanto de la apertura para el equipo de casa a tres minutos del descanso llegó de un tiro libre indirecto de Chris Tierny, cuyo servicio al área fue conectado con un gran cabezazo de Pat Phelan, quien anotó su primer gol en la MLS de la mejor forma posible.

Tal como ocurrió en el primer tiempo, fue el United el que propuso e intentó generar llegadas de peligro durante gran parte del complemento. Sin embargo, de poco sirvió este dominio, ya que casi nunca se produjo la jugada que derivara en la oportunidad del empate capitalino. Y cuando sí se presentaron las posibilidades, los visitantes las desaprovecharon, como el remate de Stephen King que pasó rozando el poste izquierdo de Reis, o el cabezazo picado del suplente Adam Cristman que salió por encima del travesaño.

Mientras, el conjunto local fue fiel al estilo del entrenador Steve Nicol, y esperó atrás para montar contragolpes cuando el rival se adelantó demasiado. Al final, la mínima bastó para que el Revolution sumara tres puntos de oro y el United siguiera en caída libre en la tabla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites