jueves, 28 de noviembre de 2013

Marcelo Martins y el Flamengo, ¡¡ CAMPEONES !!

El Flamengo, equipo donde milita el boliviano Marcelo Martins, se proclamó la noche del miércoles campeón de la Copa de Brasil al ganar 2-0 al Atlético Paranaense, con lo que se clasificó a la Copa Libertadores de 2014.
 El equipo carioca, que en el partido de ida, jugado el pasado miércoles en la ciudad de Curitiba, logró un empate 1-1, se impuso con goles de Elías y Hernanes al final del partido, llevando al delirio a la afición que abarrotó el estadio Maracaná, de Río de Janeiro.
 En el primer gol, en el minuto 87, Elías remató de primera para concluir una jugada en el área de Paulinho, con la que pilló al contrapié al guardameta Weverton. Hernanes, el máximo goleador del equipo, marcó el segundo gol del partido ya con el tiempo cumplido.
 Esta es la tercera Copa de Brasil que gana el Flamengo después de los títulos de 1990 y 2006.
El delantero boliviano Marcelo Martins no jugó dicho cotejo, pero estuvo en la banca de suplentes y luego se unió al festejo como se ve en la foto que publicó en su página de Facebook.
(CON TEXTO TOMADO DE EFE)

lunes, 25 de noviembre de 2013

El Sport Recife, donde juega Chumacero, ascendió a la Primera División en Brasil

Sport Recife, donde milita el boliviano Alejandro Chumacero, retornó el sábado a Primera División en el fútbol brasileño, al vencer en condición de visitante al Boa Esporte 3-2 y de esa manera asegurar el ascenso.
El técnico del cuadro rojinegro, Geninho, no ha tomado en cuenta en los recientes encuentros al exmediocampista de The Strongest.
Marco Aurelio, en dos oportunidades, y Neto Baiano lograron los goles para el León de Pernambuco.  Luiz Paulo y Éder Lima descontaron para Boa Esporte.
Con este triunfo, el Sport Recife se consolidó en la tercera ubicación, con 62 puntos en 37 compromisos jugados, y aseguró una de las cuatro plazas que otorga el ascenso de categoría.
 Chumacero llegó lesionado a su nuevo club y no pudo demostrar las condiciones que llevaron a los dirigentes a contratarlo, por lo que el entrenador no lo tuvo en cuenta en las recientes fechas.

El boliviano Carlos Villa se hace paso en el fútbol español


Los sueños del joven portero boliviano Carlos Alfredo Villa transitan por las calles valencianas de Benicalap (Garbí #25 -3), allá en España. Villa defiende la portería del Torre Levante, en la división de honor juvenil de Valencia, España. Sus destacadas actuaciones y su regularidad en el equipo que ataja no han pasado desapercibidas para algunos medios españoles, como el SuperDeporte de Valencia, que le dedicó una nota hace algunos días.
Carlos llegó a España de la mano de su padre, Alfredo Villa, un exfutbolista que llegó a militar en la juvenil de Oriente Petrolero (luego Argentinos Juniors y Municipal Braniff de la primera A cruceña), pero que no pudo plasmar su deseo de desarrollarse en el fútbol por falta de apoyo y el factor económico. Y así ha sucedido, porque gracias al trabajo de taxista que desarrolla Alfredo en Valencia ha podido colaborar con Carlos: "En la medida de mis posibilidades  he pagado a los entrenadores y la vestimenta; ahora ya no lo hago porque juega en una categoría de élite, donde hasta los mismos jóvenes españoles sueñan con llegar a jugar”, aclara desde España.
A fuerza de mucho entrenamiento y pasión por el deporte, Carlos ha ido progresando en el fútbol, primero desde la categoría "benjamín” en España hasta llegar al fútbol de promoción en el Torre Levante. "A una semana de entrenar llegó a jugar debidamente uniformado, con árbitro y en la Federación Valenciana de Fútbol, no me olvido la cara de alegría de Carlos, porque de jugar descalzo en una calle de la urbanización LAB y con dos ladrillos de portería, empezó su vida dedicada al fútbol en Valencia”, cuenta emocionado el padre del joven futbolista boliviano.
 Este año fue convocado a la selección nacional Sub-17, que estaba conducido en ese entonces por Freddy Bolívar. Ese día parecía haber llegado al cielo, ser convocado al equipo nacional del país donde había nacido (Carlos llegó  a Valencia cuando tenía ocho años) era algo que le llenaba de orgullo. Y  partió de España rumbo a Santa Cruz para cumplir con los entrenamientos que estaba llevando adelante la selección para el Sudamericano de Argentina.

Hoy, Villa es  uno de los arqueros que en la división de honor juvenil tiene más minutos de juego y que más regularidad ha demostrado. Carlos se entrenó al mando de Freddy Bolívar y cuando parecía que tenía un lugar en el equipo que iba a viajar a Argentina, vino la desagradable sorpresa de que no estaba en la lista de Bolivia. El técnico Bolívar nunca le dio las explicaciones de por qué no estaba en el equipo.  El arquero perdió su lugar, luego a base de mucho trabajo lo recuperó y hoy se ha consolidado en el arco. (Nota escrita por Jhony Mollinedo de Página Siete)