miércoles, 17 de septiembre de 2014

Gamarra "Quiero jugar un Mundial sea con Bolivia o Italia"

(El Deber) Nació en Tarija, pero toda su infancia y niñez la vivió en Santa Cruz, donde se hizo hincha de Oriente Petrolero. Mostró su fútbol en la academia Tahuichi y después de destacarse en varios torneos internacionales fue fichado por el Brescia, un modesto equipo italiano formador de futbolistas. Está seis años en Europa y el Milán invirtió casi dos millones de euros por tenerlo en sus filas.
Sebastián Gamarra Ruiz, el ‘Pirlo boliviano’ como lo bautizó su entrenador, el ex-goleador y mundialista italiano Filippo Inzaghi, sueña con triunfar en Europa y jugar un mundial ya sea con Italia o con Bolivia. En un contacto vía teléfono con EL DEBER Digital contó su experiencia deportiva y deslizó parte de sus intimidades desde Milano, la capital de la moda italiana.

¿Cómo se da tu llegada a Italia?
Todo comenzó cuando era muy chico (niño). Yo entrené en la academia Tahuichi hasta los 10 años, a esa edad jugué un torneo en Brasil y terminé como goleador del campeonato. En ese torneo habían empresarios del Brescia (club italiano), ellos hablaron con mis padres y meses después  partí a Italia, en 2008. Estuve dos años en el Brescia, soy tarijeño de nacimiento pero viví toda mi infancia en Santa Cruz.

¿Recordás cuántos torneos participaste con Tahuichi?
En muchos, jugaba de enganche. De alguien que siempre me acuerdo es de mi compañero Eduardo Vargas, nos criamos y jugamos juntos. Él juega en un equipo de la universidad, mantengo comunicación con su familia.

De Bolivia a Italia ¿Cuál fue la realidad que te encontraste al llegar a un país europeo?
Fue un cambio brusco llegar de la nada a Italia, me encontré con otra realidad, era demasiado chico, por suerte el primer año tuve el apoyo de mis padres que me acompañaron. A partir del segundo año fue difícil porque estaba sin ellos, sufría mucho porque soy apegado a mi familia y a los amigos. Estar lejos de la familia era complicado para mí.

¿Te gustaba Brescia, lograste compartir con bolivianos que radicaban ahí?
Sinceramente no salía para nada, iba solo a la cancha, al colegio y listo. Sí pude compartir con gente boliviana, en ese momento tuve de compañero en el Brescia a José Gutrie, un compatriota, que después de algún tiempo retornó a Bolivia.

Hablemos un poco del Milán, ¿Cómo se da tu llegada a uno de los equipos más importantes de Italia y de Europa?
Gracias a Dios tuve la oportunidad de jugar dos temporadas con el equipo juvenil del Brescia, fueron campeonatos muy buenos los que realicé. Justo en un partido del torneo enfrentamos al Milán, se dio la casualidad de que le marqué dos goles. Luego de ese encuentro la gente del club rossonero se interesó por mi juego, hablaron con mis padres y siempre venía un empresario a verme. Luego llegamos a un acuerdo.

¿Cuánto pagó el Milán para contar con tus servicios futbolísticos?
El Milán compró la totalidad del pase al Brescia. Ellos pagaron casi dos millones de euros a la institución que me formó. El primer pago fue 500 mil euros en efectivo (4.441.959 bolivianos) y cedieron a otros dos jugadores más para completar el negocio. Estaba tasado en dos millones y medio de euros.

¿Se te pasó por la cabeza jugar al lado de Pirlo?
Obvio, es mi ídolo, siempre lo veo. Sería un sueño jugar a lado de Pirlo. Hasta el momento no se ha dado de compartir con él, pero quisiera conocerlo.

¿Fue Inzagui el que te puso el apodo de Pirlo boliviano?
Sí, fue él que le dijo a la prensa que yo era el nuevo Andrea Pirlo.

¿Cómo te ves a futuro, cuál es tu objetivo?
Por el momento mi objetivo principal es debutar y consolidarme en primera división con el Milán. Luego si ellos deciden darme a otro equipo veremos, pero mi cabeza está en el Milán.

¿Te preocupa que haya pocos jugadores bolivianos jugando fuera del país?
Lo que todo el mundo piensa en Europa es que los jugadores sudamericanos no tenemos disciplina, que no somos buenos profesionales. Eso para mí es lo que nos falta, eso es lo más importante para una carrera profesional, sin eso no podés rendir. Gracias a Dios llegué chico y me cambiaron el chip. Me cuido bastante fuera de la cancha

¿Te gustaría jugar un mundial, ya sea con Bolivia o Italia?

Es el sueño de todo jugador y me voy a valer de todo para llegar hasta ahí sea con la selección que sea.

(Entrevista hecha por publicada en EL DEBER Digital)
LA ENTREVISTA COMPLETA ESTÁ EN http://www.eldeber.com.bo/nota.php?id=140916230937

0 comentarios:

Publicar un comentario