viernes, 23 de septiembre de 2016

Iker Durán, el "Messi" boliviano del Torre Levante

(Tomado de futboljuvenil.es) 
Iker Durán está preparado para ofrecer su mejor versión esta temporada en el Juvenil A del CF Torre Levante, después de dos años de odisea por los campos de la Regional valenciana. El boliviano no ha tardado en dejar su huella en Liga Nacional, siendo decisivo en la victoria de la última jornada ante el Elche CF ‘B’ que le permite al equipo de Orriols continuar invicto tras las tres primeras jornadas.

Reconoce que puede jugar en cualquier posición de talante ofensivo, aunque como mediapunta es como mejor se desenvuelve. Disfruta asociándose con su amigo, capitán y extremo izquierdo Juanxo, y se entiende a la perfección con Toni, con el que comparte un olfato goleador letal, ya que cada uno suma ya tres dianas. Así es a grandes rasgos Iker Durán, el ‘fichaje’ estrella del CF Torre Levante para esta temporada.

En realidad, Iker cumple su tercera temporada en el Torre, sin embargo problemas burocráticos han retrasado su debut en el Juvenil A hasta este curso. Nacido en Santa Cruz (Bolivia), el 24 de junio de 1998 (el mismo día, aunque once años después, que Lionel Messi), llegó a España con apenas tres años y tras dar sus primeros pasos en el Mislata, se incorporó a las categorías inferiores del Levante UD, donde permaneció hasta cadetes. En juveniles firmó por el Torre y empezaron las complicaciones que han tardado dos años en resolverse. Tiempo que Iker aprovechó en Primera Regional, afinando su puntería en el Juvenil C. Ahora afronta su último año en la categoría, “toca disfruta” afirma. “Las pasadas dos temporadas han sido complicadas, sin poder competir en las mejores competiciones como la División de Honor, pero eso ya está pasado. Sabía que tarde o temprano, más bien tarde (risas), esto se iba a arreglar y así ha sido”.

Iker fue decisivo en el último encuentro que el CF Torre Levante ganó ante el Elche B, al anotar de penalti el único gol. Sin embargo no es el primero que marca esta temporada, ya que logró un doblete ante el CD Acero. Son determinantes factores que le están llevando a cuajar un debut soñado en la categoría. “Deseaba empezar anotando goles, es algo que te piden los entrenadores y más en estas posiciones, y de momento no va mal. Aunque no me marco una cifra, entre risas con un compañero del equipo apostamos a que llegamos a la cifra de diez, pero la verdad es que no lo pienso, lo importante es el ascenso y todos estamos mentalizados en ese objetivo, lo demás es secundario”.

Y es que el regreso a la División de Honor está muy presente en el seno del vestuario. “Estamos muy ilusionados con ese reto y con la ayuda de Dios estoy seguro que lo conseguiremos”. De momento el arranque del equipo no ha podido ser mejor y tras tres jornadas, el balance que Iker hace es “muy positivo. Estamos todos muy contentos con el fútbol que estamos desplegando, pero esto es el inicio, la liga es muy larga y tenemos que seguir igual de fuertes”.


El boliviano desea en que el Torre prolongue su buen momento, ya que esa situación podría  abrirle las puertas de la selección nacional de su país de cara al próximo Sudamericano Sub-20, que en el mes de enero se disputará en Ecuador. Un sueño que confía pueda hacerse realidad.